Make your own free website on Tripod.com
Janus2003

Home

Acerca de mí
Álbum fotográfico
METÁFORAS PARA EL AMOR
MAS POESIA
MISELANEAS
CONTINUACION DEL CUENTO DE ESTA SEMANA
PRINCIPIO DEL CUENTO
Vínculos relacionados
CUENTOS DE SEMANAS ANTERIORES
Contácteme
METÁFORAS PARA EL AMOR

!Disfrutalos!.........

2321.gif

QUE TE DIRIA

Cuando pienso en silencio, al atardecer de tu mirar
sueño y divago en la inmensidad de tu sed de amar
mas me pienso errado en gravedad
y sin querer, olvido tu alarido en la oscuridad.

Besaría al compás de una canción
Tu silueta, tu vientre, tus hombros y tu miel
Agonizaría en la palma de tu mano, de tu hiel
Y quizás saltaría a tu abismo, a tu merced.

Te diría que no solo amo tu alma
Que amo mas que tu carne escarlata
Que beso los pómulos del firmamento
Cuando entre sabanas a tu lado me duermo

Que si tuviese que repetir la clase de amor
Pediría que seas tu, nuevamente mi maestra
Diría que con tigo aprendí a mirar sin zozobra
Pues a tu lado mi mente se ciñe ala color.

Cantaría en el éxtasis de tu belleza
Y dilataría mis pupilas con sutileza
Con las caricias esparcidas en mi alma
Con mi paciencia sumida en la nada.

Pero lo que me costaría trabajo dejar de decirte
Es que realmente mi vida tiene tu nombre,
Tiene tu alma, tiene tu calor,
Porque mi alma te amó antes de nacer.

JANUS


DOLOR DE AMOR

Quizás sólo una ves dejó de ser el viento un elemento
Quizás las toscas manos del labrador,
alguna ves fueron suaves
Quizás el manto oscuro de la noche,
alguna ves a mis ojos, fue tan estrellado como lo es hoy.

Los lamentos pétreos y torpes
calan a escondidas el alma dulce con sabor a ti.
Y en amplias mantas extiendo mi cuerpo para soñar.....
soñar.... solo y únicamente en ti......

Cual vació ciego de inexplicable color
Cual necio frío que recorre mis vértebras
se presenta este sentimiento, que llamo amor
pero que a mi helada alma corrompe de dolor.

El corazón herido de ambos sexos
ignora el amor y hace prevalecer desconfianza.
El ceder ya no es cosa del ayer
El ceder es el reto de nuestro mañana.

Hoy con mirada vana, y con la mano en la nada
Imagino hablar a Dios y al le pido
Que me deje amar sin dolor.

JANUS.


AL ROBLE QUERIDO

Viejo ya de vivir, tan enorme y fuerte
tan hermoso y frondoso
eres tú el consuelo de mis tardes vacías,
eres tú mi confidente eterno
no sabes como quisiera entender tu idioma.
quisiera saber tu edad.

Tu enorme figura de corteza tosca y lastimada
guarda secretos, guarda signos de enamorados
es casa de insectos, es nido de aves
es la belleza eterna,
la mansión siempre habitada, siempre visitada
no sabes como quisiera que me hables,
y que me confieses todo lo que has visto
desde el principio de tu vida.

A veces desearía unir mi vida a la tuya
y formar así parte de tu inmortalidad,
y morir solo en el momento que tú seas talado.
Se siempre inmortal, mi querido roble.
que yo siempre estaré a tu lado.

JANUS.


PECADO

En la nada he visto un alma
más allá de aquellos rincones
de los que nadie sabe que atormentan el corazón.
¿Sabes acaso, que allá no vales nada?

Mirar a tus ojos y pensar en un eterno azul
Acariciar con lágrimas tu rostro
O dar vuelta al mundo, en busca de tu tibia piel
O simplemente agonizar entre tus cabellos.

En la nada he visto una dulce alma
que al cerrar mis ojos, aviva el fuego
el fuego que da vida al corazón.
Trazando un camino felino
en cuyos taciturnos ojos
pierdo el alma mía.

Naufraguemos juntos en esa nada
que enfría tu alma
y vertamos la última gota de pasión
que anida en nuestros lagrimales impuros.

JANUS.


CORAZÓN ALADO

En el caer de las rosas en las primaverales tardes
cuando el manto gris del firmamento se quiebre
y con los rayos del sol aumente mi fiebre
al saberte lejana y ya sin poder besarte.

O cuando agonizo en silencio al verte a mi lado
deseando juntar mis labios a los tuyos
y hacer de aquel momento, eternos capullos
esperando de estos, nazca el amor deseado.

Por qué princesa, vivir de recuerdos pasados
si hoy este tu corazón alado
muere en silencio al no saberse amado.

JANUS.


EL LADRON

Arranqué de su mirar la sencillez
que yacía dormida en su alma
De sus tibios labios desprendí,
la locura censurada
De sus manos ávidas,
la virginidad que las ataba
De su pecho cálido
las horas perpetuadas
De su cuerpo etéreo
la batalla jamás ganada.

Robé con astucia
hasta el último de sus suspiros.
Desnude su mente y extraje
sus más puros sentimientos.

De esta mujer he robado casi todo....
Pero que valdría tanto la pena,
si ella..... se robó mi corazón.

JANUS.

DESTINO

cuando la distancia nos mantenga lejos
yo buscare en el cielo tu nombre
dejaré derramar mis ultimas lagrimas
para que mojen tu camino....

cuando la distancia sea nuestra enemiga
cantaré este verso a voz en cuello
esperando escuches mi ruego
que te dice que aun vives en mis recuerdos

si mañana te encuentras lejos y mas no a mi lado
recuerda que este tu amor sincero
jamás enterrara lo que juntos construimos
jamás olvidara lo que juntos vivimos.

Que pase el tiempo, que pasen los días,
Si quieres que pasen los años....
Pero que no pase jamás por tu mente
El olvidar que alguna ves me amaste.

JANUS.


TE DIRAN

Los días pasarán, y cada ves más te dirán
Lo que fui, y nunca debí ser
Lo que soy ahora, y lo que pude ser
Lo que quizás a futuro sea, y que no puede ser

Contarán a mis espaldas solo lo malo
De lo bueno jamás te enteraras
Los días pasarán, y así poco a poco te alejaras
Marchitara nuestro amor
Y nuestro jardín sin color quedará
Las lagrimas, en vano caerán
Y nuestros mundos, su rumbo seguirán.

Si la dicha de los dioses
Tu mirar segaran
Y a las palabras el sonar quitaran
Solo tu corazón, diría mi nombre
Solo tus oídos oirían mi voz
Solo tus ojos verían mi ser
Y solo tú sabrías, que en realidad me amas..

JANUS.


MIEDO

Cuando con el abrazo de la luna loca
Agonicen mis labios en tu suave boca
O cuando imaginariamente deambulemos en los mares
Y nos dejemos perder en sus tempestades
O quizás cuando en medio de la oscuridad
Abrazados los dos gritemos que nos amamos.

Quizás entonces sientas mi alma agonizar
Al pie de tu cuerpo erguido
O quizás dancen mariposas a tu oído
O de repente perdidos en un suspiro
Entendamos lo que es realmente el amor.

Hoy puedo con certeza mirar atrás
Y nada del pasado extrañar
Hoy puedo sin temor abrazar sin dudar
Puedo cabalgar en el destino sin temor a resbalar
Hoy puedo serrar los ojos y ver un solo rostro.

Cuantas veces he deseado perderme
En el vuelo de golondrinas emigrando al norte
O quizás hundirme en tu mirar hasta encontrarme a mi mismo.
Como e extrañado tus latidos en mis noches al dormir
No sabes, no tienes idea de cómo te había buscado
Y hoy que por fin te encuentro...., siento miedo

¡si¡ siento miedo, miedo hasta del aire que respiras
miedo de que simplemente sigas siendo parte de mis sueños
miedo a que tu amor muera repentinamente
solo siento miedo.....

JANUS



EL DUELO

Escribes al tiempo, sin saber cuanto
Justicia de amor alberga en tu corazón
en el campo con fiereza viertes tu alma
en la gresca desenvainas la espada
en la morada esperará la amada

en la sangrienta lucha
imaginaras su cabello acariciar
sus labios palpar, su ternura abrazar
el péndulo del tiempo su rumbo seguirá

el amor es la consigna
con honor, defenderlo sin arredrar
en la historia siempre el bien triunfará
en la batalla uno de los dos morirá

en la morada esperara la amada
sus ojos clavados en el péndulo seguirán
entre sus dedos el sudor correrá
sus labios, guturales rezos expulsaran
y cada minuto su alma más muerta estará

la primera llaga, mortalmente al caballero herirá
su contrincante finalmente su ultimo suspiro exhalará
y para terminar,... en la morada
en brazos de la amada...
el caballero y su consigna morirán..

JANUS.


DÉJATE AMAR

Si en mis frías noches en busca de tu tibia piel
Sucumbo en silencio amordazado por la soledad
Abrazado a mi almohada la estrujo sin piedad
Buscando siquiera sabor a hiel

Volar despavorido en sueño aturdido
Sabiendo el amor lejano, quizás perdido
Envuelto en sabanas color vació
Buscando en alma calor, ante tanto frió

Si el resplandor al final del pasadizo
Fuese aliado, y no final...
Amaría con certeza cada paso indeciso
En busca de mi gloria a tu lado terrenal

Si hace falta amarte en vida
Y no como lo hago, en mi soledad a escondidas
Muéstrame al camino que me lleve a ti
Y no el olvido que ya forma parte de mi.

Si estar a tu lado solo puedo en sueños
Muéstrame amada mía, tu rostro al despertar
No me digas que tienes otro dueño
Solo despierta con migo y déjate amar.

JANUS.

DE REPENTE TE ACUERDAS DE MI

Cuando sientes tristeza y soledad en tu alma
de repente te acuerdas de mi.
Cuando de amigos ya sola te has quedado
de repente te acuerdas de mi
Cuando tus ojos clavados en el cielo, ven la luna,
el sol y la luna otra vez
de repente te acuerdas de mi

Pero cuando te divierte la vida,
cuando gozas de alegría,
cuando ni una lagrima derramas...,
de mi de repente, ni siquiera te acuerdas.

Mas yo aun, alegre, triste, amargo o llorando,
me acuerdo de ti...,
¿Sabes por que?
Porque te amo....


JANUS.

SOLO MADRE

¿Cuándo se apagó tu dulce mirada,
y dejó de alumbrar por siempre
mi vida dolida y solitaria?

¿Cuándo dejo de sonar el tañido tristón
Y melancólico de tu risa?
Y el sonido hermoso de tu voz
se perdió en la eternidad.

Me llegó terrible, fuerte, dolorosa
mortal, como feroz puñalada en el
corazón, la noticia de tu partida.

¡Dios! Tanta tristeza abruma mi alma
tu recuerdo madre me desgarra.

Me parece ver tu figura solitaria
esperando siempre no sé que.
Calladita vencida, tejiendo tus penas y tus esperanzas.
Viviendo en silencio tus recuerdos,
mis recuerdos
siempre solita, dolida
esperando a alguien o a mí
o una carta o noticias siquiera.

De vivir pausado, amoroso, cálido
entregando tu amor al hijo ausente.
Esperando hasta la última migaja

Al volver a casa siempre encontraba
tus brazos tiernos, mis temores
Terminaban.
La caricia pronta, el beso amoroso
y la diaria pregunta ¿me extrañabas?

como no extrañarte madre, si a cada
minuto que pasaba me hacías mas falta.

Como ahora que tu ausencia me desgarra
como ahora que sin ti soy nada.
Como ahora que se me muere el alma.

Con tu último suspiro madre
También mi vida partió.
Y sentí entonces tanto abandono,
Tristeza, angustia, dolor.

De nada me sirvieron las lágrimas
este nudo doloroso en la garganta.
Este pesado vacío en el corazón.

Nada los calma.
Nada calma este dolor terrible,
frenético, delirante, que quiere salir
como un alarido ronco y silencioso
de mi pecho.
Y que martillea eterno, permanente
mi alma atormentada.

Ahora yo soy el que camina en silencio,
el que sumido, dolido y solo
aguarda el día en que vuelva
a hundirme en tu mirada,
en tu beso cálido,
en tu abrazo amoroso,
en tu dulce ¿me extrañaste?
¡Sí! ¡Madre! Té extraño mucho
con toda mi alma .
JANUS.

UN RECUERDO

Este oscuro marchitar de mi recuerdo
esa fragancia viva de tu piel
momentos que en el pasado han muerto,
pero que aún a mi mente siguen siendo fiel.

Aún no concibo que hayas muerto,
aún puedo sentir tu piel porcelana,
tus tejidos en filigrana
tu cosechar de frutos en el huerto.

En mi mente petrificado tu recuerdo,
sollozando en las noches al saber
que sólo muerto te podré ver,
quitarme la vida aún no puedo,
esperar que Dios me la quite creo que es lo más cuerdo.

No te pido la muerte Padre,
sólo te pido que me borres los recuerdos,
yo sé que lo que pido no es de cuerdos,
pero, es que extraño mucho a mi madre.


JANUS.



MI SER MÁS QUERIDO SE FUE

Intento no acordarme de ella
porque mis ojos de lágrimas se llenan.
Intento no saber dónde está
porque aún la creo a mi lado.
Fue mi mayor felicidad
y la admiraré por el resto de la eternidad.

El terreno que nos separa está lleno de recuerdos
de los que el hombre puede hablar,
cuando ama de verdad.
Te has ido de mi lado pero jamás te he olvidado.

Las lágrimas ya empiezan a brotar
pues ha vuelto a mi el recuerdo,
más líneas no puedo escribir
por que en el intento gritaría.
Te extraño.......


JANUS.


CARTA DE UN SUICIDA

Dejo el color de las lágrimas, envuelto
en el recuerdo del ocaso que viéramos juntos.
Y en las amplias alas de una gaviota al alba
encomiendo mi desdichada alma.

Que testifique el amplio manto del firmamento
que aunque sonría, por dentro estoy muerto
Y que con el agonizar de la tarde,
sepa Dios que nunca dejé de amarte.

Si camino hoy o más adelante,
al encuentro de tu sonrisa
que sienta mi rostro estrellarse la brisa
y en la agonía de aquel momento, no notes que lloro.

¡Hay! Mariposa caudilla
sacrificas tu amor a la llama de la hoguera
sin pensar en la oscuridad en que hoy me dejas
sin pensar en las cadenas que atan hoy mi vida.

Miénteme con sutileza
que aún así, sabré que lo estas haciendo
Refúgiale en la oscuridad si quieres
que aunque hoy muerto...
Te sigo amando....

JANUS.


UN RECUERDO DE AMOR

Hoy te pido que seas testigo de mi dolor
y que calles como siempre
mientras miras con terror
las lágrimas que derramo por su amor.

Se testigo de que la amé con pasión
y que mi corazón abrió su mundo
como nunca antes se dio
a nadie que creyera en el amor.

Hoy miro al suelo y temo abrir los ojos,
temo al vértigo de la desilusión.
Mas los recuerdos de mi amada
marcan el camino de mi desesperación.

Sólo te pido que seas testigo
del dolor que hoy me mata,
de la falsa alegría de mi rostro,
de las secas venas de mi cuerpo.

Te pido que seas testigo.... ¡si! testigo
de que la amé de corazón
de que vacié hasta mi último suspiro
de que la amé casi sin razón.

Hoy desfogo mi ira en este verso
mi ira incontenible, por su amor certero.
que hundió su daga en mi pecho
y sin escatimar remiendo, me dejo morir.

Si el agonizar fuese menos lento
amaría la muerte.
Pero hoy no queda mas aliento
en este hombre sin suerte.



Hoy desfogo mi ira en este verso
por ese amor perverso
en el cual creí con acierto
y una ves más lo encontré desierto.

Que la sangre que derrame la yaga de este amor
sirva de tinta y sello
para demostrar una ves más
que más vale ser humano , que ser etéreo
que más vale seguir en la tierra
que volar entre fantasías y quimeras.

Hoy quiero que seas testigo
Que la amé, la amo y la amaré
y aunque hoy escriba al dolor
en mi corazón aún existe, un recuerdo de amor.


JANUS.


EL JARDIN DEL DESTINO

Raíces esparcidas sinuosamente, en la desierta alma
Cumpliendo a cabalidad el mismo destino.
Cruzando caminos en dorsos fríos
Deteniéndose al cruzar mis manos, ante espinas de un rosal.


Sabiendo en frío invierno, el destino
a tu lado quizás encontrar calor.
Endulcificar mi mente, ante tus letras dulces.
O acariciar destellos pálidos en tu sonrisa
o perderme simplemente en agujeros sin fin.
que con temor asoman en tu mirar.

Amar sin ocultar que entre tus cabellos
quizás mis dedos se enredarán, se perderán.
Una vez más, el destino asoma sin piedad
poniendo en el camino una rosa más.
con intención de dejarla atrás
o recogerla y en el jardín de las almas
juntarlas, para así; enseñarles a amar.

JANUS.


MUSA

Las letras del mismo final
Los pasos del mismo andar,
Las caricias entumecidas por el mismo dolor
Los labios endurecidos esperando
la humedad del mismo destino
Encorvados esperamos, sumisos, pacientes
quizás nuestros caminos cruzar.

Olvidar el dolor, para nuevamente acariciar
Quizás buscar humedad en nuestro destino
para volver a besar
O simplemente escribir un poema
al que juntos pondremos un final.

JANUS.


RECUERDO DE PAZ

Porque encadenar los recuerdos febriles
de la sencillez humana en los cálidos besos
de mi princesa amada.

Hoy marchas lejana y en tu viva mirada
entre lágrimas, derramas a pocos mi alma
mientras en insomnes noches
acaricio mi almohada buscando el calor de tu cuerpo.

Que tus labios no usurpen el calor de otros besos
que tus manos no se desvanezcan cual suave seda por otro cuerpo.
Guárdame aun el olor de tus cabellos ensortijándose
a mis palabras dulces, anticipándose a un... te quiero.

Cuan mágicas y hoy efímeras fueron aquellas noches
al borde del firmamento
en el que éramos dos tras un destino
sin saber que el destino, tú y yo seguimos siendo solamente uno.

Porque encadenar mis recuerdos al pasado
si en dulces caricias de ángel se desvanece mi alma
al palpitar eterno de un corazón enamorado
y en cálida sencillez humana anhela un futuro juntos.

Que si el caballero errante de noches eternas
levantase su espada en tu nombre, para evitar más guerras
entonces que acepte el destino que reines conmigo
que así juntos inventaremos la Paz.

JANUS.



ENAMORADO SIN RAZÓN

Rosas, rosas pálidas y rojas
en cuyos pétalos mi alma desvanece su último suspiro.
Cuan ávida la costumbre, a veces resulta
que llevándote de la mano,
te deja postrado frente al destino.

Que al cruzar las tardes mi camino
llegó a tu lado, creyéndote mi destino
Pálidas en tus manos frías
dejó mis últimas pesadillas,
que en el refugio de tus bellos ojos
amanecen para mí, las luces del nuevo mundo.
Que en caricias plenas, se refugien
los sollozos de esta alma viva,
al saberte lejana y no conmigo.

Sístole o diástole, pálidas o rojas,
así son las hermosas rosas
o así los latidos de este corazón
que vive enamorado sin razón.

JANUS.


TUS OJOS

Los ángeles contemplan desde lo alto
y en tu mirar se refleja su hogar.
Sí llegar a ellos se pudiera de un salto
como dejarte ir, y saber mi corazón agonizar.

Cuan suaves pueden ser hoy tus labios
cuan tersa y delicada tu suave piel
que entiendan de nuestro mundo, acaso los sabios
que al no tenerte sólo muerdo hiel.

Si acaso dos luceros alumbran al final del sendero
y dos brazos extendidos, esperan por mí
que sean sólo tus ojos de amor sincero
para este solo abrazo, que me unirá a ti.

Si en las fauces del destino
se encuentran hoy lejanos nuestros mundos,
entiéndelo por sabio y no mezquino
que el tiempo mata los amores mudos.

Recuerda llevar en cada pestañear
esencias de mis labios besando tus ojos, amor,
No dejes nunca, mi presencia de añorar
que de así suceder, moriría de dolor.

JANUS.


VUESTRO MUNDO DE CRISTAL

Dulces caricias, ¿mixturas de realidad o fantasía?
En la que separadas por la distancia
Yace casi en agonía mi melancolía
Dulces caricias,... ¿mixturas de realidad o fantasía?

¿Que luces manchadas de oscuridad, truncan tu camino?
¿O que oscuridad llena de luz, espera al final?
¿Que esperanza muerta, anida en tu alma?
¿Que pizca de vida, encontraré en ella?

Reflejo es, tu mirada entristecida
de las tardes de ocaso en agonía
Aquellas mañanas en busca de tu vida,
aquellas noches, en las que te sueño mía.

Dibuja mi mente, tu figura
Y entre ella se desvanece mi vida
Saberte lejana, quizás perdida
Y el destino susurrando a mis oídos con dulzura.

No dejes que la palabra Te Amo
Muera en tu garganta
Sin antes, dejarse escuchar
Sin antes, dejarse sentir.
Muéstrame el camino que me lleve a tu alma
Enséñame a pisar, en vuestro mundo de cristal.

JANUS.



AMADA MIA

Terciopelo en mis manos siento desvanecer
Las caricias suaves, del ángel aquel
Enseñanzas dulces del destino cruel
Esperándote triste al amanecer

Con la lejana aurora, se consumen los recuerdos
Amaine en la letanía, mis labios muertos
Dulces tus pupilas, lagrimas esperan
Sin dejar siquiera, que mis plegarias mueran

¿acaso sabe el tiempo, de amores eternos?
¿acaso sabe el mundo, de tu vida y la mía?
¡no!, solo el tiempo sabe de amores muertos
y el mundo, de vidas en agonía

no es mas sabio el destino por mantenernos lejos
ni mas cruel la muerte por mostrarme su rostro
busca amada mía, en mis labios vinos añejos
pero no los busques jamas en labios de otro

que se tornen grises los días
y cada ves mas oscuras las noches
al saber que tus plegarias no son mías
y que por nuestro amor ya no luches

JANUS.


AMOR DE VIDA

Caerán las oscuras noches en mi alma
Y ante el frió de estas, calentara tu recuerdo
Apaciguando un suspiro al alba
Y dejando tu esencia en el lecho muerto

Agonizara dulcemente mi corazón, en tus manos
Y entre sabanas, deslizaran tus lamentos
A las caricias..., anhelante acogerás
Y entre locuras..., mi alma besaras.

Mientras yo, en mis paredes, dibujare tu cuerpo
Entre mis sabanas buscare tu aliento
En las noches avivaré tu fuego
Y en las tibias mañanas ansiaré un ruego.

Danzaremos en la turquesa aurora de lamentos
Agonizaran en un suspiro nuestros mundos
Buscaremos juntos, el mismo rumbo ya perdido
Estrujaremos recuerdos de un tiempo ido.

Y caerán nuevamente las oscuras noches en mi alma
Y quizás ya no estarás para calentarlas
La oscuridad se tornara eterna ante tanta calma
Pero ningún silencio podrá atarlas

Y así llegaran nuevamente las mañanas
Atormentado vuestro recuerdo entre sabanas
Y solo en el tiempo, tu amor dormido
Me hará saber que aun estoy vivo...

JANUS


COMPLICE

Admiro el volar de las aves,
que en raudo vuelo
dibujan en el firmamento mixturas de amor.

Envidio las rosas
que con sus delicados pétalos
conquistan corazones
y con sus espinas penetran almas

Anhelo el diario amanecer
que con los primeros rayos de sol
alimentan vidas
y con su caída
secundan bellos placeres

Estimo al gran árbol,
roble, palto o ciprés
que cual perpetua pizarra
alberga promesas y hace sombra al amor.

Sucumbo con el manto oscuro de la noche
que con su labil llegar
enternece el alma del poeta
que hoy plasma su sentir en esta hoja
y haciéndotela llegar, sin mas...
expresa con sinceridad que este su corazón
realmente te ama...

JANUS.



PLEGARIA

Deshojaría uno a uno, los pétalos de la flor de tu pasado
Encarnaría en mis pensamientos, tus recuerdos
Cantaría versos al destino ya perdido
Abriría mi corazón, dejando fugar los olvidos

Cantaría el soprano a lo lejos
Danzarían las aves a tu simple beso
Agonizarían latidos en mundos complejos
Pues de la muerte aproximándose, ya siento el peso.

Avieso final espera a los recuerdos
Gardenias al cielo elevan su belleza
Sin pensar..., en el mudo existiría menos tristeza
Agonizarían lamentos al pie de tu mirar
La tristeza de siglos desearía encarar

Buscando el calor de una apacible estrella
Esperando tu llegada..., amaine la noche tibia
Sintiendo en mis sueños, tu sonrisa bella
Y deseando el calor de la luz que alivia.

Saltaría al diario vivir
Seguro de tu diario existir
Sentiría el peso del tiempo morir
Dejaría mi alma..., por tu futuro sufrir
Y amaría el día, en que tu mundo y el mío,
Se llegaran a unir.

JANUS.



LA MUSA DE SUEÑOS

De los oscuros ojos del tiempo.
De las pálidas noches de invierno
De aquellas agonizantes tardes al lado del mar
Se impone erguido, el corazón mal herido
De un poeta, que su musa entre sueños a perdido

Cual mendigo arrastro su pesar
Cual vagabundo, deambulo sin destino
Y dejando sus carnes secar a las sombras de un pino
Acongojado y triste, empezó a llorar.

Sus lagrimas inundaron sus ojos
El sosiego, lo hizo soñar
Sus sueños tornaronse espantosos
Mas una caricia lo hizo despertar

Deleitaronse sus ojos al acto
Y su corazón intentó escapar
Pues la caricia, era real
De aquella musa que veía al soñar.

Hoy el poeta ha vuelto a orillas del mar
Hoy el poeta ha vuelto a soñar
Pues esa musa de sueños
Le enseño a amar.

JANUS


POBRE MENDIGUILLO

Ha soltado el alma un cigarrillo
que transformado en humo,
se pierde entre los nidos de un gorrioncillo

Ha dejado caer una lagrima del cielo, una nube
y como libre a caído, sin que nadie la perturbe.

Entre la lagrima y la nube,
entre el cigarrillo y el gorrioncillo,
a tiritado de frío.., un pobre mendiguillo.

La campana a sonado, anunciando ya la mañana
del nido a volado, trinando el gorrioncillo
las lagrimas de la nube ya cesaron
y de curiosos las calles se colmaron,
pues esa noche, de frío; murió en mendiguillo.


JANUS.

NADA SERA IGUAL

Ya he agotado mis incontenibles deseos.
De caer parado en este abismo del destino.
He intentado guardar en el deposito del olvido,
Mis recuerdos.

Deambulando sin sentido, por los oscuros lugares
intentando olvidar que alguna ves fueron nuestros.
Lucho contra el dolor que me causó tu adiós
y contra mi destino, que volverá a ser el mismo.

Ya no hay más lágrimas en mis ojos,
ya no hay mas súplicas para Dios.
Hoy sólo queda el hombre, huérfano de amor,
sediento de tus besos tibios que calaban mi alma
El hombre solo y sin motivo de vivir.

A cada paso que doy, encuentro tus recuerdos esculpidos
en paredes, bancas, pisos, ventanas, cines y almohadas,
no hay lugar en mi mundo, en el que no exista
tu nombre, tu aroma, tu figura.
No hay pedazo de mi vida que no te pertenezca
no hay noche que duerma sin pensar en ti, hasta que amanezca.
No hay suspiro expulsado sin sentido.

Sólo existe el dolor de tu despedida.
Sólo existe el color que fuera nuestro.
Sólo el caminar vacío por las veredas.
Sabiendo que ya no estás conmigo.

Que dolor se siente en el alma, saber que el amor no es hermoso.
Saber que al final todo duele, que el destino ya no es aliado.
Que dolor haberte perdido, sin haber siquiera podido decir
que en realidad, te amaba...

JANUS.






QUE TRISTE

Que solo me siento este día, si no te veo.
Que tristes se ponen mis ojos, si no te ven.
Que secos se ponen mis labios, si no tocan tus mejillas.
Que frías se ponen mis manos, si no tocan el calor de tu cuerpo.
Que sordos se vuelven mis oídos, a otra voz que no sea la tuya.
Que locos se ponen mis sentidos, si no estás a mi lado.

Mi vida se ha vuelto una tristeza infinita
desde el momento en que te conocí
y peor aún cuando supe que amabas a otro y no a mí.

Ahora tengo el consuelo de verte siquiera un minuto al día
deleitarme al máximo y satisfacer a mis sentidos
y así poder dormir tranquilo, pensando solamente en ti.


JANUS.


¿VOLVERA?

Ya pasaron dos noches sin verla
y su aroma aún en mi cama está impregnado
mis brazos solos, sin quien abrazar
mis ojos sin quien mirar.

El cuarto esta solo y olvidado
el silencio extraña su melodiosa voz,
mis manos extrañan su delicada figura,
pero solo el recuerdo queda hoy en este cuarto,
se fue y no sé cuando volverá.

Pero si otra noche más
no la veo, no la siento, no la toco,
entonces de seguro me he de volver loco.


JANUS.


ESPERANZA EN LA NIEBLA

Caminando a oscuras y en tinieblas;
mis pasos lentos y cansados,
el vapor humano expulsado al infinito.
El lamentar de un mendiguillo
a esperas de una moneda
que calme su frío.
En mi alma la esperanza
de ver la belleza de tu rostro
asomando entre la niebla.
Soplando contra mi pecho,
intentando calentarme y
pensando que no hay nada más cálido
que tus abrazos.

Caminando, caminando
y en mi soledad la esperanza
de ver lo atractivo de tu raza.
¡Oh¡ ser divino y delicado,
fuiste tu la causa de mi hermoso pecado.

Caminando, caminando,
en esta noche fría y llena de niebla
siento que mi alma tiembla
al saber que el amor
a tu lado he hallado.
Caminando, caminando he
recordado tiempo pasado,
sin pensar, que el amor, por mi
estaba esperando

JANUS.


¿DE QUE COLOR PINTAS AL AMOR?

¿De que color se puede pintar al amor?
si el no sabe de un solo color
si su favorito, es color carne.

Y ¿que sabor se le podré dar?
si de sabores el más puro sabe a ti
si tus labios carmesí saben a dulce miel.

¿Tendrá olor?
Claro que sí, es tu aroma penetrante
que duerme día a día apoyado en mi almohada.
Ese olor a Jazmines, Margaritas, no lo sé
ese olor de que sólo sabemos los dos.

De que color puedo pintar el amor, si el color
que le puedo dar me lo enseñaste tú,
de que color si estar enamorado de ti
es un arco iris de pasión.

Que sabor puede tener,
si mis labios aún tienen impregnado el sudor de tu cuerpo
el sabor de tus labios girando y girando en un baño de miel.

Y que olor le puedo poner
si por donde voy tu aroma esta flotando,
si cuando duermo abrazo tu almohada,
que olor si solo huelo a ti.
De que color puedo pintar al amor
si el único color que conozco me lo enseñaste tú.

JANUS.


TE ESCRIBIRÌA HASTA EN EL CIELO

Si mi pluma escribiese en el cielo
Te aseguro que escribiría tu nombre
En todos los idiomas que pudiese,
Después de ello, te dedicaría mil poesías,
Para darte tiempo a que aún me encuentres escribiéndolas.

Cuando en cada nube veas tu nombre
Acompañado de un verso,
De hecho buscarías al culpable,
Y si entonces ahí me encontrases
Yo te recibiría con un nuevo verso.

Te sentaría en el cielo
Como lo hace un pintor a su modelo en una silla
Pero no te llenaría un cuadro de pinturas
Si no de hermosas escrituras.

Pero si tarde te das cuenta
De que tu nombre esta en el cielo y
De repente ya no me encuentras escribiéndolo,
Entonces tendrás que ser tú,
La que me busque,
Como yo lo he hecho todo este tiempo.

JANUS.


JAQUE MATE

Nuestro amor fue como un juego de ajedrez.
Fuimos como peones,
Aguerridos, en primera fila, con la
Libertad como meta.

Luego fuimos como torres,
Indestructibles, de gran fortaleza
y fina perseverancia.

Después como caballos,
Juguetones, atrevidos, astutos
Y tal vez apresurados.

También fuimos alfiles,
Discretos, sutiles, drásticos
Y con metas fijas.

Y finalmente como reyes;
Tú tan dulce y sencilla
Pero a la vez despiadada,
Yo tan fuerte y prepotente,
Pero lento y desprotegido.

Pero así nos hicimos dueños de una colonia.
Luego de un castillo, posteriormente
de un imperio y para finalizar,
de una hermosa fila de herederos.

JANUS.


MIS MAS HORRENDOS TEMORES

Agonizar lento y desparramar mi carne
En las arenas de un desierto
Escalar montañas y desbarrancarme
Con el corazón abierto.

Surcar los inhóspitos mares
Y morir ahogado en sus tempestades.
Caer lentamente del firmamento
Y despedazarme en el pavimento.

Escapar horrorizado de un ladrón
Y morir de un disparo en el corazón
Morir cremado en un cajón.

Descolgar lentamente mi carne
de las espinas punzantes de una rosa
ser cobarde sin dejar amarme
no poder tocar ni besar a mi musa hermosa.

Son delirios de mi corazón
los peores horrores de mi imaginación.


JANUS.

A MI HERMANITO QUERIDO

De los juegos eternos
Del alma de niño
¿Crees que he perdido nostalgia?
Pues te equivocas mi niño querido.

Con el pasar de los siglos
De repente me dés por perdido
Pero no creas que yo te olvido
Mi niño querido.

Cuando en tus momentos de mozo
quizás me recuerdes
que de tus ojos ni siquiera brote una lágrima
porque entonces el mal se sentirá satisfecho.

Que no te pase por la mente
que ya me has perdido
porque eso ¡jamás! ¡jamás!
Mi niño querido.


JANUS.


TE ESPERABA

Cuando vi en tus ojos mi reflejo
comprendí que el amor soñado
el que concebido en el vientre del destino
yacía olvidado y dormido.

Comprendí, que no buscar es el camino
Que esperar es acertado
Que buscar sólo trae olvido
Y el esperar te trajo a mi lado.

Cuantas veces busqué en el camino
ese que muchos pasamos a diario
ese que sientes aliado
ese que no trae victorias, ni menos destino.

Caminé a ciegas en busca de tu amor
Me ahogué en lagos y pantanos
Escalé montañas y surque los cielos
buscando tu nombre perdido en ellos.

Sin saber que acostado en mi lecho
soñaba tu amor cercano.
Hoy que estás conmigo,
sé por fin que el amor existe
y que siempre llevó tu nombre escrito al lado del mío.

Comprendí que tú eras la que me buscaba
y aquí juntos, podemos decir que el mejor camino
es el de esperar.
Pues el que sabe llegar solo
Es el amor........
JANUS.






25/04/2004

Reflejo es, tu mirada entristecida
de las tardes de ocaso en agonía
Aquellas mañanas en busca de tu vida,
aquellas noches, en las que te sueño mía.

Hola, si deseas que publique uno de tus poemas, escribeme a este e-mail. aldevaran24@hotmail.com gracias